Un elixir para chuparse los dedos

En la mitología clásica, existía un ser divino que inspiraba al buen beber y al éxtasis del placer, Dioniso o también conocido como Baco. Diós patrón de la agricultura y del teatro, era bisnieto de la achiconocida Afrodita y un ser mitológico que sólo mostraba su verdadera personalidad cuando se saciaba con suficiente vino.

Dionisos1

Desde el inicio de nuestras culturas, el placer ha estado estrechamente ligado con la gastronomía, el sexo y el buen vivir. Personalmente, creo firmemente que una buena salud sexual es gracias, en gran partes, de una buena dieta alimentaria y equilibrada.

dieta-balanceada

:3 Así que no os prohibáis caprichos muy a menudo porque vuestro cuerpo sabe mimarse de por sí sólo ;)

Comenzaré recomendado uno de mis batidos favoritos del mundo mundial; el cocktail-batido de fresas de Antoinette Alexis. Disfrutad del paladar y de lo que pueda seguir después del batido laralarala….

Todas tenemos historias…

female-shadow-circle-512

Es una mujer peculiar, con sus virtudes y sus defectos. Alguien que sabe amar a las personas que le rodean, a su familia y a su entorno. Sin embargo, poco es el brillo que deslumbra de sus ojos cuando habla de ella misma. Vive su día día sin saber la melodía de su risa, ni la belleza de su cara. Es una más de nosotras que tiene una historia que contar.

<3 ¿Qué opinas sobre la autoestima?

“Dicen que hay que tenerla alta, pero no sé dónde puede estar ese límite de altura”

<3 ¿Te consideras una mujer con confianza en ti misma?

“Confío en lo que hago, aun sabiendo que no es lo correcto…siempre confío”

<3 ¿Confianza y sexualidad tienen relación para ti?

“Sí, totalmente. Nunca he tenido confianza en mí misma antes de conocer a mi ex novio. Él me hizo valorar lo que era amor propio, porque me llamaban, incluso, gorda y no disfrutaba del sexo como ahora lo hago.”

images

<3 ¿Te masturbas?¿Cuando y cómo empezó todo?”

“Sí, por supuesto. Empezó todo a los 17 años y mi novio de aquel entonces me propuso hacerlo por sexo telefónico. Nunca lo había experimentado antes y, al principio, tuve que engañarle diciéndole que sí que lo hacía pero me costaba mucho dar el paso. Pero cuando rocé mis partes íntimas por primera vez, me gustó y seguí haciéndolo hasta el final.”

<3 ¿Alguna anécdota sobre tu masturbación?

“jajaja…pues que llegué a preocuparme por la frecuencia en que me tocaba. Llegué a hacerlo cinco veces seguidas y pensé que era ninfómana, pero resulta que fui conociendo a personas iguales o peores que yo, incluso…jajajaja”

<3 Sobre la masturbación, ¿clítoris o punto G?

“Si la masturbación es individual, prefiero el clítoris porque es rápido, intenso y puedo repetir hasta que me da sueño…jajajajaja”

<3 ¿Cuando te compraste tu primer vibrador?, ¿cómo fue el proceso de compra?

“Con mi reciente ex, hace un par de meses. Fuimos los dos a un local de juguetes eróticos y me dejó elegir entre dos opciones. Allí tuve mi primera experiencia.”

<3 ¿Fantaseas cuando te tocas?, ¿con alguien en especial y por qué?

“Pienso en las experiencias previas en que mi pareja me tocaba y con ello recreo mis fantasías de nuevo para excitarme.”

<3 ¿Qué sientes tras un orgasmo?

“Sueño…jajajajaja…y tras hacerlo con mi pareja, me activo como si me hubiese bebido cafeína”

[…]

Ésta es la historia de una chica cuyo nombre no quiere revelar. ¿Cuál es la vuestra? ;)

Tipos de vibradores para tipos de mujer

En la actualidad del mercado erótico, podremos encontrar millones de modelos de vibradores para elegir y miles de fantasías con las que cumplir con ellos. Por ello, la elección es difícil cuando una se encuentra ante tanta variedad y no tiene mucha experiencia sobre los tipos de vibradores que existen.

Antes de adquirir uno es recomendable responder a la pregunta: ¿qué zona se quiere estimular? Y para responder a esta pregunta tendremos que saber qué zonas son las más placenteras para estimular y llegar al orgasmo de forma segura.

<3 Según la zona a estimular:

  • Vibrador anal

image

  • Vibrador interno o para el punto G: suelen ser curvadas.

image

  • Vibrador externo o para el clítoris

image

  • Multifuncional

image

<3 Según el material:

  • Material rígido: como el plástico o metales
  • Material suave: como la gelatina o la silicona. Ésta es más recomendable por motivos de higiene y mantenimiento
  • Material hipoalergénico

<3 Según sus dotaciones tecnológicas:

  • Pueden ser sumergibles al agua o no. Dedicado a los momentos de placer en baños u otros lugares acuáticos.
  • Recargables o a pilas
  • Controlados de forma inalámbrica o no
  • Con más o menos niveles de velocidad o potencia. Los más comunes son de tres niveles.
  • Estáticos o dinámicos

<3 Otros factores a tener en cuenta son:

  • La textura: si desea una superficie lisa o con variaciones
  • El color: dependiendo del gusto de cada persona
  • Diseño

Podéis pensar paso a paso mis consejos o ir al sex shop online u offline y enamorarse del primero que veáis , cosa de lo que estoy totalmente de acuerdo ;) , igual que el amor a primera vista. Sólo espero ayudar un poco para que estéis más cerca del “paraíso”.

Un estado emocional: la virginidad

Las mujeres tenemos una membrana muy fina y flexible en el conducto vaginal llamado himen. Esta membrana se desarrolla durante el proceso de maduración del aparato reproductor femenino en la barriga de nuestras madres y se conserva intacta hasta su rotura por diferentes causas.

640px-Hymen_en

A lo largo de la historia y a través de distintas culturas, ésta membrana se ha visto asociada con la virginidad o la fertilidad femenina. En el imperio inca, por ejemplo, si una mujer perdía la membrana era símbolo de ser una mujer deseada y aún más si se confirmaba su fertilidad con el embarazo. En otras culturas de predominancia católica, la conservación del himen es crucial antes del matrimonio e, incluso, en Japón, existen parches de himen artificiales para fingir la virginidad.

Sin embargo, pocas conocen realmente sobre el himen en sí.

  1. El himen no es una membrana cerrada, sino que tiene perforaciones. Además existen distintos tipos de hímenes dependiendo la cantidad y el tipo de las perforaciones.
  2. El himen más común es el de una sola perforación en en centro y existen tres tipos: el anular, el semilunar y el labiado, siendo el anular con el agujero más grande y el labiado el más pequeño.
  3. Existe el himen flexible o complaciente que debido a tener un orificio lo suficientemente grande con una mayor flexibilidad de las fibras, permiten mantener la membrana incluso tras una relación sexual.
  4. No sólo los humanos pueden tener himen; algunos mamíferos como los elefantes o las focas también tiene esta membrana.

Las causas de la ruptura del himen puede estar relacionado o no con las relaciones sexuales. Al ser una membrana frágil y fina, puede romperse con cualquier movimiento brusco de la persona o por prácticas de  algún deporte como la bicicleta.

Desgraciadamente, existen costumbres dónde la conservación de la virginidad femenina es imprescindible para su honor y el himen es la única prueba para demostrarlo, por lo que cometen atrocidades como la infibulación (mutilación de los genitales femeninos).

“Como agua para chocolate”

imageLa lectura estimula partes muy íntimas del cuerpo y resulta increíble cuando una buena lectura alcanza a hacerte sentir placeres insólitos.

Una de mis primeras fantasías eróticas fue gracias al libro de “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel y a continuación comparto con vosotros un trocito de la deliciosa lectura.

image

Pedro la escuchaba desde la sala experimentando una nueva sensación para él. El sonido de las olla sal chocar unas contra otras, el olor de las almendras dorándose en el comal, la melodiosa voz de Tita, que cantaba mientras cocinaba, habían despertado su instinto sexual. Y así como los amantes saben que se aproxima el momento de una relación íntima, ante la cercanía, el olor del ser amado, o las caricias recíprocas en un previo juego amoroso, así estos sonidos y olores, sobre todo el del ajonjolí dorado, le anunciaban a Pedro la proximidad de un verdadero placer culinario.

[…] Tita, de rodillas, inclinada sobre el metate, se movía rítmica y cadenciosamente mientras molía las almendras y el ajonjolí.

Bajo su blusa sus senos se meneaban libremente pues ella nunca usó sostén alguno. De su cuello escurrían  gotas de sudor que rodaban hacia abajo siguiendo el surco de piel entre sus pechos redondos y duros.

Pedro, no pudiendo resistir los olores que emanaban de la cocina, se dirigió hacia ella, quedando petrificado en la puerta ante la sensual postura en que encontró a Tita.

Tita levantó la vista sin dejar de moverse y sus ojos se encontraron con los de Pedro. Inmediatamente, sus miradas enardecidas se fundieron de tal manera que quien los hubiera visto sólo habría notado una sola mirada, un solo movimiento rítmico y sensual, una sola respiración agitada y un mismo deseo.

Permanecieron en éxtasis amorosos hasta que Pedro bajó la vista y la clavó en los senos de Tita. Ésta dejó de moler, se enderezó y orgullosamente irguió su pecho, para que Pedro lo observara plenamente. El examen de que fue objeto cambió para siempre la relación entre ellos. Después de esa escrutadora mirada que penetraba la ropa ya nada volvería a ser igual. Tita supo en carne propia por qué el contacto con el fuego altera los elementos, por qué un pedazo de masa se convierte en tortilla, por qué un pecho sin haber pasado por el fuego del amor es un pecho inerte, una bola de masa sin ninguna utilidad. En sólo unos instantes Pedro había transformado los senos de Tita, de castos a voluptuosos, sin necesidad de tocarlos.”

Agua bendita

gota-de-agua_23-2147502413

Como vimos en la última entrada, la “histeria sexual” de antaño se curaba con la masturbación manual o el chorro de agua.

No es de extrañar que aun sigue siendo uno de los métodos más recurridos para llegar al estado orgásmico-catatónico y es que realmente es emocionante la sencillez con la que se alcanzalo.

<3 MÉTODO ALCACHOFA: consiste en apuntar el chorro de agua a cierta presión contra el clítoris. Si la presión del agua es insuficiente, tranquilas, el truco está en desenroscar la alcachofa y utilizar el agua que sale directamente del tubo. Procurar que la temperatura del agua sea templada; ni muy fría (porque retrasa el orgasmo), ni muy caliente (para evitar quemaros la piel). La presión o la fuerza del agua puede regularse con la distancia entre tu clítoris y el chorro (a menos distancia –> más presión) y siempre podéis ir jugando con la distancia ;)

Experiencia 100% placentera garantizado.