Agua bendita

gota-de-agua_23-2147502413

Como vimos en la última entrada, la “histeria sexual” de antaño se curaba con la masturbación manual o el chorro de agua.

No es de extrañar que aun sigue siendo uno de los métodos más recurridos para llegar al estado orgásmico-catatónico y es que realmente es emocionante la sencillez con la que se alcanzalo.

<3 MÉTODO ALCACHOFA: consiste en apuntar el chorro de agua a cierta presión contra el clítoris. Si la presión del agua es insuficiente, tranquilas, el truco está en desenroscar la alcachofa y utilizar el agua que sale directamente del tubo. Procurar que la temperatura del agua sea templada; ni muy fría (porque retrasa el orgasmo), ni muy caliente (para evitar quemaros la piel). La presión o la fuerza del agua puede regularse con la distancia entre tu clítoris y el chorro (a menos distancia –> más presión) y siempre podéis ir jugando con la distancia ;)

Experiencia 100% placentera garantizado. 

Había una vez,…nació el dildo

El dildo  o el vibrador o el consolador es un objeto de uso sexual con un orígen peculiar.

En el siglo XX, entre las mujeres existía una enfermedad denominada “histeria femenina” y su tratamiento de cura consistía en un masaje vaginal o la ducha con agua a presión sobre la superficie íntima femenina. Con el tratamiento, se pretendía llegar al “paroxismo histérico” (lo que actualmente equivaldría al orgasmo).

A raíz de la “enfermedad”, existían médicos especializados en los tratamientos y Joseph Mortimer Granville era uno de ellos. Su rutina diaria era masturbar a las pacientes hasta alcanzar el orgasmo y, cansado y aburrido, además de tener problemas con la muñeca, decidió inventar el primer vibrador electromecánico.

Sin embargo, los primeros consoladores surgen en la Grecia clásica y en el antiguo oriente donde se usaban objetos con formas fálicas para satisfacer la necesidad femenina.

Una película muy entretenida que os recomiendo para conocer más sobre el tema es “Hysteria” de Maggie Gyllenhaal y Hugh Dancy. La comedia histórica romántica aborda la vida del doctor Granville y su historia de cómo conoció a su esposa, siendo el invento del vibrador el trasfondo histórico de la película.

<3 <3 <3 ¡ Perfecta para verla en una tarde de relax! <3 <3 <3

¡Feliz mañana chic@s!

Pequeño pero matón

Hoy os presento el primer vibrador imprescindible para las que comienzan a descubrir el auto-placer.

Es tan pequeño que cabe en la palma de una mano y SUPER discreto (y fácil de esconder para las más vergonzasos ;)). Consiste en una pequeña maquinita que vibra en uno de los extremos al apretar el botón del extremo opuesto. El extremo vibrante suele colocarse por las zonas sensibles del cuerpo. Las zonas sensibles suelen ser: el cuello, los pezones, el clítoris por excelencia o por las partes cercanas a las partes íntimas de la mujer.

Se aconseja lubricar el clítoris antes de aplicar presión con el mini-vibrador y mucha paciencia para poder disfrutar al máximo de la experiencia. Cerca de la zona del clítoris, hay miles de terminaciones nerviosas con la que jugar y es extremadamente excitante comenzar con circulos alrededor de ello y terminar masajeando el punto más sensible.

La combinación de este juguete y la imaginación garantizarán una velada inolvidable…jejejeje :P

Además de resultar discreto, ¡es perfecto para viajar! Y espero no haber decepcionaros con esta mino bomba de placer. :3

6 pasos más cerca de ti

Conocerse a una misma no es tarea fácil y qué mejor empezar por saber sobre tu sexualidad.mujer feliz

Masturbarse sin más es complicado, pero hacerlo con la ayuda de la imaginación lo hará más sencillo y muy placentero. La imaginación resulta ser dinamita para aquellas que les guste experimentar, y una vez que se empieza, no querrás parar ;)

Si quieres comenzar, es importante seguir unos pasos y recordad que todo lleva su tiempo y dedicación.

Mi propuesta para vosotras es:

  1. Inicia el arte de auto-complacerte por conocer tu propio cuerpo. Desnúdate ante un espejo y observa tu cuerpo. Entiende sus virtudes y sus defectos. Acéptalo tal y como es porque realmente es mucho más bello de lo que tú crees (si no me crees, mira los experimentos de Dove y comprenderás el porqué). Tómate el tiempo que necesites hasta que puedas sentirte totalmente cómoda cuando estés desnuda.
  2. Dedos a la obra. Sigue conociendo aquellas partes que no puedas ver a través del espejo. Tócate y reconoce la textura de tu piel. Recorre cada pliego de tus parte íntimas y siente las rugosidades en tus yemas. Déjate mimar por tus manos y busca las partes más sensibles de tu cuerpo para saber por dónde empezar a sentir placer. No debes sentirte avergonzada por nada porque no tienes nada de lo que avergonzarte, de hecho, debes sentirte orgullosa de haber dado este paso y aceptar tu físico tal y como es, además de aprender a quererte un poco más.
  3. Las fantasías y la imaginación harán que toques cielo. ¿Nunca has imaginado alguna vez que besabas a alguien que te gustaba o encontrar fugazmente tu príncipe o princesa en el aeropuerto durante algún viaje? Yo siempre he tenido la esperanza para lo último y sigo pensando de que algún día lo encontraré ;) Imagínate que ese beso se alargara durante mucho tiempo y terminase en una cálida tarde en la cama con tu pareja imaginaria. ¿Cómo terminaría la historia? Imagínate que cualquier persona que quieras puede ser tu acompañante durante cualquier velada íntima; todas las veces que quieras, cuando quieras y donde quieras.
  4. Palabras para excitar la imaginación. Si te cuesta abrir la mente para dejar volar tu imaginación, hago una recomendación que personalmente me ha sido de mucha ayuda: leer. La lectura erótica no es lo único que puede ayudarte, sino todo tipo de novelas románticas, históricas, de intriga, etc. La cuestión es fomentar tu capacidad de imaginación. Un libro que me enamoró, a la vez, que me excitó fue “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel. En caso, de que la lectura no os parezca buena opción, seguid leyendo.
  5. Mira, mira, mira, mira y mira. Ver porno es tabú para las mujeres, pero ¿se han planteado el porqué? No es muy ético decir que una a contribuido a la industria pornográfica pero, ¿acaso no existen películas eróticas para adultos en las grandes pantallas? El porno no es una privacidad para los hombres e, incluso, algunos reconocen orgullosamente de que lo ven a diario, ¿por qué debe ser vergonzoso para nosotras? No recomiendo que se acceda a ésta herramienta a menudo, pero de vez en cuando para “calentar motores” es sutilmente eficaz y se aprende mucho mirando.
  6. No temas a vibrar. Los juguetes eróticos son un mundo a descubrir: existen de todas las formas que una pueda imaginar, de todos los colores, de todos los tamaños, de todo tipo de materiales…y siempre habrá uno adaptado a ti y a tu cuerpo, siempre y cuando estés dispuesta a probarlo. Permite que sea un juguete que haga el trabajo por ti y tú sólo procura disfrutar. Comienza con uno pequeño y discreto para acostumbrarte a las vibraciones y déjate llevar. Si te convence la sensación, no dudes en probar más modelos para descubrir tu juguete perfecto.

En los próximos meses, comentaremos más a fondo sobre el universo de los juguetes eróticos ;), pero de momento, quisiera haceros saber que si realmente habéis podido dar los primeros 6 pasos, los próximos serán increíblemente sencillos y placenteros.

Ya me contareis ;)

Aviso: esto no es porno.

¡¡¡Hola lector@s!!!

corazon-dibujo 1

Soy una chica como cualquier otra que intenta conocerse a si misma. Mamá dijo una vez: “nadie más te conocerá mejor que tú a ti misma, por lo que nadie te querrá de la mejor manera que te quieres [y una bronca que terminó en un mar de lágrimas por lo desobediente que era por blablabla blablabla…].

Días más tarde me pregunté que qué sería de una chica que apenas conoce de su cuerpo e intenta conocerse “espiritual o interiormente o lo que fuese” , así que Meandmydildo es fruto de una necesidad personal y espero poder ayudar a muchas más chicas como yo para poder explorar un poco más a fondo su propio cuerpo (en sus intimidades…jejejeje)

No trata solamente de consoladores, no trata solamente de masturbación ni tampoco se trata de salud sexual; esto trata de tu cuerpo, de saber quererte y de comprender lo maravilloso que puede llegar a ser las sensaciones cuando llegas al clímax de tu mente. Todas nos merecemos conocernos mejor, todas merecemos apreciarnos mejor y, así, sin duda alguna, los demás también lo harán.

corazon-dibujo 1